Cuentos de terror sobre arañas Una fobia incontrolable

La definición más sencilla de fobia es la siguiente: El terror que una persona siente hacia otro individuo o situación en particular. De esta manera, muchos autores han aprovechado este contexto para generar relatos que espantan a una cierta parte de la población.

Es sabido por muchos que el ser humano generalmente siente aversión por los insectos, sobre todo aquellos que con su veneno pueden llegar a causar la muerte. Por lo tanto, uno de los más utilizados en crónicas de miedo son los arácnidos, a quienes se les percibe como entes portadores del mal.

Cuentos de terror sobre arañas Una fobia incontrolable

En los cuentos de terror sobre arañas podemos ser testigos de las peripecias que tienen que pasar los protagonistas a quienes se les expone a situaciones en las que no hay lugar para la calma.

A continuación daremos un pequeño ejemplo de lo que podría ser un cuento de terror acerca de arañas ponzoñosas:

Isabel llegó temprano a su trabajo, pues quería adelantar ciertos proyectos para así poder entregarlos más pronto y ser reconocida por sus jefes. Ingresó a su oficina y comenzó a acomodar unos papeles.

De repente vio que en el suelo junto al escritorio había una araña de color negro atrapada entre los pelos de la alfombra. Tomó su zapato y mató velozmente aquel insecto. Sin embargo, pocos minutos después vio que otra araña parecida a la que había matado colgaba del techo. En tanto que otra más se iba aproximando a ella por la pared.

Intempestivamente saltó de la silla y abandonó el cubículo, sólo para encontrar que el pasillo estaba completamente lleno de arácnidos. Miró a su alrededor y se dio cuenta de que no había lugar a donde correr, por lo que su única opción fue saltar por la ventana hacia la planta baja.

Así lo hizo y aunque quedó con el rostro desfigurado y sin poder caminar sin ayuda de muletas, Isabel milagrosamente salvó su vida.